Noticias Casillero del Diablo

Valle del Limarí

Noviembre 11, 2011

Ubicado a 400 kilómetros al norte de Santiago, en el extremo sur del desierto de Atacama, se encuentra el Valle del Limarí. Las puras y cristalinas aguas del río que lleva su mismo nombre, provenientes de la Cordillera de los Andes, son las responsables de dar vida a este verdadero oasis, el que está rodeado por un paisaje árido y desértico en lo alto de la IV Región de Chile.

valle-del-limari

A principios de la década de los 90 se comenzó a plantar distintas variedades de vides en los suelos de Limarí, hecho inédito en esa época, pero que tendría sus frutos a mediados de la década de 2000. Fue así como Casillero del Diablo apostó por esta zona, llegando en la actualidad a tener diversas cepas con Denominación de Origen: Valle del Limarí, destacando variedades como Sauvignon Blanc, Chardonnay, Pinot Grigio, Pinot Noir, entre otras.

Limarí

Entrando en un área más técnica, su clima, suelo y cielo son absolutamente diferentes al resto de los valles en Chile. En sus suelos milenarios, correspondientes a un antiguo lecho marino, las escasas lluvias no han sido capaces de lavar las sales de calcio, las que abundan en el subsuelo y aportan una elevada mineralidad a los vinos. Esta mineralidad permite apreciar mejor la frescura y acidez natural que tienen los vinos elaborados en esta zona.

Puede parecer una contradicción que un valle ubicado en una zona semidesértica sea considerado como un lugar frío, pero este es el caso de Limarí. La Cordillera de la Costa, barrera protectora de los vientos que provienen desde el Océano Pacífico, no está presente en este lugar, por lo que la influencia marina es mucho mayor que en el Valle Central. El promedio de temperatura anual es de de 15°C y la temperatura máxima, entre Noviembre y Febrero es de 26°C.

limari

Además de estos importantes factores, esta zona posee uno de los cielos más transparentes del mundo. La falta de humedad en la atmosfera hace que la radiación solar sea muy alta, logrando que la piel de la uva sea más gruesa y capaz de producir vinos muy concentrados. La claridad de atmósfera junto con la gran cantidad de días despejados es la principal razón para que en esta región se encuentren los observatorios más importantes de Chile y el mundo.

“Pese a la alta luminosidad que existe en esta zona durante el día, es por las mañanas que las frías brisas y neblina proveniente del Océano Pacífico refrescan las parras, disminuyendo la luminosidad directa matinal, permitiendo conseguir vinos de gran calidad con un marcado frescor, lo que se suma a una fruta con menor dulzor”, afirma Marcelo Papa, enólogo de Casillero del Diablo

Marcelo agrega que durante los últimos cinco años el Valle del Limarí ha logrado un gran reconocimiento y posicionamiento en el mundo. “Limarí siempre ha sido reconocido por la elaboración del pisco chileno, hoy esta zona se está conociendo por los extraordinarios vinos que estamos creando”, concluye.


Posteado en: ARTÍCULOS
+ CERRAR
});