Noticias Casillero del Diablo

¿Qué copa elegir para disfrutar un Casillero del Diablo?

Abril 27, 2011

Si quiero tomar un Casillero del Diablo, ¿Importará en qué copa lo sirva? ¿Habrá alguna diferencia entre servirlo en una copa más grande, más pequeña o más larga que otra?

Para muchos la respuesta podría ser: “Da lo mismo en que copa”, pero para los que saben de vino la copa influye, y mucho, ya que ésta ayudará a que el vino exprese mejor sus aromas y sabores.

Por lo general la base de una copa debe ser amplia para que tenga buen equilibrio. El pie redondo para facilitar la tomada, el recipiente deber ser alto y ancho al medio para permitir que el vino se pueda mover fácilmente dentro de la copa, y la boca más cerrada y bastante pequeña para capturar los aromas propios del vino.

Ojalá el tamaño de la copa no sea menor a 18 centímetros. Esta descripción corresponde a la copa Bordeaux. En términos generales estas copas sirven para todos los vinos tintos. Pero hay que tener un tema no menor: Nunca la copa puede tener más de 2/3 de vino. Esto porque el vino debe tener movilidad para así abrirse y mostrarse como tal. Para el caso de los blancos, en esta copa, no debe superar 1/3 de su capacidad por el tema de la temperatura. Si se sirve mucho, los últimos sorbos no son en la temperatura ideal.

Existen diversos tipos y tamaños para las copas de vino, cada una de éstas entrega diferentes atributos para disfrutar un vino.

Cosa diferente es el vino que tenemos guardado por años, como podría ser el caso de Casillero del Diablo Reserva Privada Cabernet Sauvignon Syrah. Para estos vinos una copa Riedel o de cristal serían la ideales, ya que pueden expresar hasta el más tímido de sus aromas. Al momento de beber el vino su borde fino hace que entre de forma más sutil, siendo muy elegante y placentero.

Para nuestro espumante Casillero del Diablo Brut Reserva la copa debe ser alargada (tipo tulipa) y tener bastante profundidad, con una boca estrecha para que las burbujas concentren el aroma. La copa se debe llenar ¾ para así poder presenciar el desplazamiento de las burbujas hacia la superficie. La temperatura ideal de servicio es entre 6 y 8 grados celcius.

Independiente de la copa elegida debemos tener cuidado con los detergentes. Si lavan las copas con este tipo de productos hay que asegurarse de enjuagar muy bien la copa. El detergente puede cambiar drásticamente un vino llegando incluso a arruinarlo. Por lo que se recomienda lavar las copas sólo con agua y muy bien lavadas.

Otro dato que entregan los expertos es secar las copas inmediatamente después del lavado con papel de cocina, el cual es neutro en aromas. Así las copas estarán limpias y ansiosas esperando ser usadas la próxima vez.

Recuerden, el vino tomado de forma moderada previene enfermedades al corazón gracias a los antioxidantes que aporta a nuestro organismo, entre otros múltiples beneficios. ¡Salud!


Posteado en: ARTÍCULOS
+ CERRAR
});